Se trata de un defensor que ganó dos Copas Libertadores y tiene gran experiencia

El foco del fútbol está en el Mundial Qatar 2022, pero de cara a la pretemporada de los clubes argentinos algunos buscan reforzarse lo más rápido posible por su variada competición el año próximo. Uno de ellos es Boca Juniors que buscará competir en la Copa Libertadores donde la primera fase no podrá contar con su capitán, Marcos Rojo, quien se recupera de la rotura de ligamentos de rodilla derecha. Por eso el Consejo de Fútbol que encabeza el vicepresidente del club, Juan Román Riquelme, ya empezó a trabajar y le hizo un ofrecimiento a un zaguero central argentino que supo ganar el máximo torneo de clubes sudamericano.

Se trata de Walter Kannemann, quien recibió una propuesta de la entidad de La Ribera según informó el periodista César Luis Merlo y el contrato sería por dos o tres años. El defensor de 31 años tiene contrato con el Gremio de Porto Alegre hasta el 31 de diciembre, pero aún no hubo acuerdo para renovar con el club gaucho en el que juega desde 2016 y también ganó la Libertadores en 2017 luego de vencer en la final a Lanús.

El futbolista estuvo en la lista de preliminar de 44 jugadores elegidos por el entrenador de la selección argentina Lionel Scaloni para la Copa del Mundo. Luego el zaguero quedó afuera de Qatar junto a otros que militan en Europa, como Marcos Senesi y Nehuén Pérez. Pero estuvo en la consideración del estratega de Pujato desde el inicio de su gestión, cuando todavía no había sido confirmado en su cargo. Jugó seis amistosos: tres en 2018, contra Guatemala, Irak y México y otros tres en 2019, frente a Venezuela, Marruecos y Ecuador.

infobae
infobae

En 2022, Kannemann jugó solo ocho partidos en la Serie B de Brasil con el elenco Tricolor debido a que en el comienzo de la temporada se sometió a una operación de cadera. Su equipo consiguió el ascenso a la Serie A y buscará reivindicarse en la máxima categoría por eso quiere contar con los servicios del argentino.

El Vikingo, como se lo conoce, cuenta con mucha experiencia y sumada a su roce internacional sería un jugador que caería bien en el plantel Xeneize que está de vacaciones hasta el 6 de enero y los primeros trabajos serán en el predio de Ezeiza. Entre las novedades está el retorno de Ezequiel Fernández, quien estuvo a préstamo en Tigre y cumplió con una buena labor.

Kannemann ganando en el aire. El Vikingo es una garantía en el fondo (REUTERS/Diego Vara)
Kannemann ganando en el aire. El Vikingo es una garantía en el fondo (REUTERS/Diego Vara)

El nacido en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, Kannemann se formó en San Lorenzo y debutó en Primera en 2009. Estuvo en la institución azulgrana hasta finales de 2014 cuando el equipo a cargo de Edgardo Bauza jugó el Mundial de Clubes y en la final perdió 2-0 frente al Real Madrid.

Luego de un paso trunco en el Atlas de México en 2015, al año siguiente emigró a Brasil y en el Gremio recuperó su gran nivel y se convirtió en una de las figuras del elenco gaucho.

La Copa Libertadores volverá a ser la prioridad de Boca Juniors en 2023, que además tendrá los compromisos locales como la Copa de la Liga, la Liga Profesional y la Copa Argentina. Poder contar con un plantel amplio será clave para poder ser protagonista y en La Ribera ya se pusieron a trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *