Joseph Ratzinger tiene 96 años y tras renunciar al pontificado en 2013 se recluyó en el convento Mater Ecclesiae, en el interior de la Ciudad del Vaticano.

Este miércoles, el papa Francisco hizo un especial pedido al solicitar oraciones por la salud del ex pontífice Benedicto XVI, de 96 años, que se ha ido deteriorando con el tiempo por lo que se encuentra “muy enfermo”, según expresó el líder de la iglesia católica.

“Me gustaría pedirles a todos que recen una oración especial por el papa Emérito Benedicto, que en silencio está apoyando a la Iglesia. Para recordarlo, porque está muy enfermo, pidiéndole al Señor que lo consuele y lo sostenga, en este testimonio de amor a la Iglesia, hasta el final”, expresó el Sumo Pontífice al finalizar su audiencia general de hoy.

Joseph Ratzinger, de 96 años, renunció al pontificado en febrero de 2013 y desde entonces vive en el convento Mater Ecclesiae en el interior de la Ciudad del Vaticano.

Debido a su edad, su salud es muy frágil pero su mente aún funciona muy bien como ha explicado en varias declaraciones su secretario personal Georg Gänswein.

El alemán se convirtió en el primer papa en renunciar en seis siglos, y desde entonces ha vivido prácticamente retirado del foco público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *