La medida se concretó en un allanamiento ordenado por la Justicia en dos domicilios de la ciudad del este.

Tras una intensa investigación, los efectivos de la División de Robos y Hurtos secuestraron este miércoles un taxi que fue utilizado por “viudas negras” para cometer robo en banda. La medida se concretó en un allanamiento ordenado por la Justicia en dos domicilios de la ciudad de Alderetes.

El hecho sucedió en la madrugada del 10 de septiembre pasado, cuando dos amigos mayores de edad asistieron a un local bailable ubicado en la zona de Plazoleta Dorrego, en la Capital. Allí conocieron a tres mujeres y a un hombre, con quienes continuaron el encuentro en la casa de la víctima, ingiriendo bebidas alcohólicas. De acuerdo a su denuncia, a los pocos minutos, él y su amigo perdieron el conocimiento.

Cuando despertó se dio cuenta que las mujeres y su cómplice le habían sustraídos electrodomésticos, dinero en efectivo, dos motocicletas y prendas de vestir. Además, su amigo no reaccionaba y tuvo que ser asistido en un hospital público, debido a una intoxicación grave.

Tras el hecho, los investigadores de esta División, dirigidos por el comisario Marcos Morante, recabaron los registros fílmicos cercanos a la vivienda de la víctima. De esa manera, pudieron captar la imagen del automóvil marca Fiat con licencia de taxi en Capital en el cual se movilizó esa noche la banda de las llamadas “viudas negras” para cometer el robo.

Las autoridades de la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos de la II Nominación ordenaron que los efectivos continúen con la investigación y soliciten nuevas medidas judiciales hasta lograr esclarecer por completo el hecho.

El accionar policial fue supervisado personalmente por el director de Investigaciones Capital, comisario principal Diego Bernachi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *