El autor del hecho quedó detenido e imputado por el delito de tentativa de homicidio. El violento hecho se registró en Santa Rosa de Leales. Los detalles.

La Unidad Fiscal de Atentados Contra las Personas, al mando de Diego Hevia, solicitó una audiencia para legalizar la aprehensión, formalizar la investigación, formular cargos y pedir la prisión preventiva de un joven de 22 años acusado de herir a otro de 27 con un machete y un hacha durante una pelea vecinal que sucedió el pasado viernes 23 de diciembre, alrededor de las 16:00 horas, en el barrio Belgrano de la localidad de Santa Rosa de Leales.

Según informó el Ministerio Público Fiscal, la víctima terminó con lesiones graves e internada en el Hospital Padilla. En tanto que el acusado se retiró y se fue hasta su vivienda. Los vecinos se reunieron al frente de la casa con intenciones de quemársela y quererlo sacar a la fuerza pero la Policía llegó y lo terminó aprehendiendo mientras pretendía escapar por la tapia de un vecino.

El auxiliar de fiscal Gustavo Benjamín Zavalía sostuvo que, de acuerdo a la teoría del caso, un joven regresaba en moto a su casa y fue interceptado por el imputado, quien salió de su domicilio con un machete en una mano y un hacha en la otra. Sin mediar palabras, golpeó a la víctima con el machete en el hombro izquierdo y luego le propinó un corte en la cabeza, a la altura de la frente, ocasionándole una fractura con hundimiento del hueso frontal. Seguidamente, el acusado se retiró del lugar.

A continuación, el representante del MPF detalló cuáles son las evidencias recolectadas hasta ahora, afirmó que la calificación legal atribuida es la de presunto autor del delito de homicidio simple en grado de tentativa y, finalmente, pidió que se le imponga al acusado la prisión preventiva por el término de tres meses.

Por su parte, al momento de resolver, el juez interviniente decidió aceptar parcialmente el requerimiento fiscal y otorgar la medida cautelar por el plazo de dos meses. Asimismo, dispuso el alojamiento del imputado en el servicio penitenciario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *