El domingo alrededor de las 18 horas Lisandro, un menor de apenas seis años, del barrio San Antonio del Bajo, fue rescatado del río Salí atado de manos y pies por otros menores de la zona.

El primer informe policial indicaba que el nene había caído de forma accidental al río, pero posteriormente comenzaron a circular las versiones de vecinos explicando que un adolescente de 14 años lo habría arrojado, atado de pies y manos. Los familiares ya realizaron la denuncia que quedó registrada en fiscalía.

Sabrina Figueroa, la mamá del chiquito, contó que “el chico de catorce años es vecino, vive al lado de la casa de mi mamá. Ellos sabían jugar juntos, no sé qué es lo qué se le vino a la cabeza a esa criatura”.

«Lo único que quiero es que Lisandro se recupere, no quiero ningún problema, solo pido a dios que mi hijo vuelva a estar con sus hermanos, con nosotros, con su familia», aseguró.

 

Fuente: Telefe Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *