La otrora mediática de 34 años dejó las cámaras por el fisicoculturismo y ahora dedica su vida a esta pasión

Pamela Pombo tuvo un fugaz paso por el mundo de la televisión junto a Johanna Villafañe, con quien se hacían pasar por hermanas y querían insertarse en el espectáculo por sus escándalos mediáticos. Hoy, lejos de las cámaras, lleva una vida poco conocida por los que la vieron en su momento de esplendor.

El fin de año dejó muchas sorpresas dentro del ámbito de las celebridades. Uno de ellos es el llamativo cambio de Pamela Pombo que dejó las cámaras para poner énfasis en su carrera como fisicoculturista.

Pamela Pombo es una referente en el fisicoculturismo argentino
Pamela Pombo es una referente en el fisicoculturismo argentino

A lo largo de su momento televisivo, protagonizó subidas tapas de revistas, también pasó por ShowMatch y en el momento más alto de su carrera besó a Marcelo Tinelli junto a su supuesta hermana. Además, su nombre fue una presencia constante en los programas de espectáculos por un supuesto affaire con el exfutbolista Cristian “Ogro” Fabbiani. Pasado ese ruido, participó de varios programas conducidos por Guido Kaczka en eltrece.

“Estar con hermanas es la fantasía de muchos hombres y la tele vende eso. Decidimos hacernos pasar por hermanas y nos fue bien”, señaló en su momento la vedette. Sin embargo, cuando su vida en los medios comenzó a esfumarse, Pamela Pombo, quien es profesora de educación física, comenzó a dar clases y se dedicó de lleno a su pasión.

Al mismo tiempo, comenzó a prestarle especial atención a su cuerpo para ser fisiculturista. Desde hace bastante tiempo, viaja a lo largo del país para hacer exhibiciones en esta disciplina y en sus redes sociales compartió los trofeos que ganó en distintas competencias.

Su fama en la televisión y el público que sigue esta disciplina, hicieron que su cuenta de Instagram acumule más de 250 mil seguidores. Con el tiempo, se convirtió en toda una influencer que promociona productos para esta disciplina y realiza algunos canjes.

En sus redes sociales comparte fragmentos de sus exigidas rutinas en el gimnasio para piernas, brazos, glúteos y espalda. También sube sus hábitos alimentarios, pero además ofrece sus servicios como coach online.

Otro de los ingresos importantes es su cuenta de OnlyFans, la plataforma en la que comparte contenido adulto para sus suscriptores. A mediados del 2022, fue invitada a Nosotros a la Mañana (eltrece) y habló de su nueva vida. “Cuando voy a competir entreno de lunes a lunes, sino de lunes a viernes. Son dos horas y media por día. Una hora y media hago aparatos y la otra hora, de aeróbico”, señaló.

“Podés empezar como Ingrid (Grudke), que arrancó con todo y al poquito tiempo fue y compitió. Lo podés hacer siempre y cuando cumplas con tres meses de una prepa, donde vas quitando los carbohidratos y la grasa del cuerpo”, explicó.

Para cada competencia de fisicoculturismo, Pamela Pombo hace un entrenamiento y dieta especial, pero cada vez que finaliza, se da los gustos. ”No me gusta el alcohol, pero me encanta la comida salada, me encanta la hamburguesa y la pizza. Son las comidas que me pido después de competir”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *