El DT de la Roja aseguró que el aliento de los hinchas albicelestes puede traducirse en una presión inédita para los de Lionel Scaloni.

Marruecos dio el gran golpe del Mundial de Qatar 2022. Los Leones del Atlas eliminaron a España por penales y mandaron a casa al equipo de Luis Enrique, uno de los grandes candidatos a ganar la Copa del Mundo. En conferencia de prensa, el DT se hizo cargo del fracaso, pero aseguró que no es la muerte de nadie y puso de ejemplo a otro país: Argentina.

Las críticas no tardaron en caerle al entrenador asturiano, ya que muchos estaban agazapados a la espera de un traspié para apuntar contra él por el juego del equipo, sus convocatorias y el streaming. Lejos de bajarle el precio a la eliminación, Luis Enrique reflexionó sobre la presión que tienen países como España y Argentina de obtener buenos resultados: «Un poco más de tranquilidad, un poco más de apoyo y demás… pero los jugadores necesitan un clima de tranquilidad. Esto no es una guerra, esto es un deporte en el que representas un país y yo creo que eso es una reflexión bastante normal y sensata que estaría bien», expresó.

Luego, puso a la Scaloneta como ejemplo de un equipo que tiene el apoyo de una hinchada muy ferviente, pero que rápidamente puede cambiar aplausos por insultos: «¿Sabes que es lo más bonito de ser entrenador, seleccionador o jugador? La capacidad que tienes de hacer muy feliz a muchas personas que ni conoces. Yo muchas veces veo a la Selección argentina y a la afición argentina, que es la más pasional que conozco en el mundo, y llega un momento que veo a los jugadores de Argentina que pienso: ‘uf, que presión Dios mío de mi vida'».

«Como no salga como quieren… y yo creo que eso más que ayudar, perjudica», cerró Luis Enrique. Aunque considera a la hinchada argentina como la más pasional, no cree que eso sea siempre positivo. Otra parcialidad que demostró un incansable aliento fue la de Marruecos, que se hizo sentir durante los 120 minutos del partido y la tanda de penales.

Por último, el DT de España tiró un comentario con buena onda para Argentina: «Dicho esto, a ver si Argentina, que está en la misma universidad que nosotros, llegue al lugar al que se merece».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *