Los participantes del reality fueron los grandes ausentes del evento; la joven festejó sus 22 años junto a su hermana

Hace 10 días, Gran Hermano (Telefe) llegaba a su fin con Marcos Ginocchio como el gran ganador del juego. Más allá de la felicidad por terminar un exitoso ciclo se destacan las fuertes internas que quedaron entre los participantes y una de ellas salió a la luz por el festejo del cumpleaños de Camila Lattanzio: solamente asistió un exjugador y dejó en evidencia que hay relaciones que no se mantuvieron fuera de la casa.

La joven cumplió 22 años y realizó un festejo en conjunto con su hermana melliza. Si bien hizo una celebración íntima en su casa, también llevó la celebración a un reconocido boliche, donde la alegría no faltó. Sin embargo, llamó la atención que solo Agustín Gudis estuvo presente: el resto de los jugadores de Gran Hermano no asistieron al evento.

Camila y Florencia Lattanzio cumplieron 22 años (Foto Instagram @camii_lattanzio)
Camila y Florencia Lattanzio cumplieron 22 años (Foto Instagram @camii_lattanzio)

Camila ingresó a Gran Hermano a dos meses de comenzado el reality. Su presencia causó repercusiones en la convivencia pero supo generar lazos con algunos de sus compañeros, como con Coti, Juliana y Alfa, por lo que se estipulaba que el gran evento de reencuentro con ellos sería el día de su cumpleaños… pero no ocurrió. A través de su cuenta de Instagram, la cumpleañera compartió algunos momentos de la noche y solo se pudo ver a Agustín en representación de sus compañeros de juego.

Lo cierto es que una vez fuera de la casa más famosa, algunas relaciones se profundizaron y otras se resquebrajaron. Tal es así que el vínculo entre Camila y Agustín fue nulo en el juego y hoy se muestran muy unidos. Lo contrario ocurrió con Alfa, quien a pesar de mostrarse cercano a la joven, una vez afuera se distanciaron abruptamente, cuando aseguraban que querían mantener aquella relación que nació en aislamiento.

A pesar de las grandes ausencias, el cumpleaños de la aspirante a cantante fue muy divertido, donde no faltó alegría y bailes… pero sí los hermanitos.