La cantante denunció a quien fue su pareja por violencia de género; la propiedad que compartían fue inspeccionada por personal policial

El 25 de noviembre, Lourdes Fernández alertó a sus seguidores de Instagram al compartir un video en el que mostró las heridas en su cuerpo que denunció que fueron realizadas por quien era su pareja, Leandro García Gómez. La presentación por violencia de género la hizo de manera formal y recibió un botón antipánico. Desde entonces, la Justicia comenzó a actuar al respecto. En las últimas horas, se realizó un allanamiento en el departamento que compartió con este hombre y el estado de la propiedad demuestra destrozos que irían en sintonía con el relato de la cantante sobre las situaciones de agresión que vivió.

“Todos en el edificio escucharon. Según él, gritaba porque tenía ataques de pánico. Si pasa, denuncien, no tengan miedo”, escribió Lourdes en su cuenta de Instagram al momento que mostró los diversos moretones en su cuerpo producto de los golpes que recibió, según ella indicó. Sus palabras ahora serían acompañadas con pruebas, luego del allanamiento que se realizó en la propiedad mencionada. En las últimas horas, personal policial asistió al departamento que compartió García Gómez y comprobó diversos destrozos en el lugar.

“Cama de dos plazas en madera con colchón con quemaduras en sus costados, placard de tres puertas sin manijas y puertas rotas, sommier de dos plazas y media destruido, desgarrado. Lámpara de pie con pantalla rota. Futón de dos plazas roto y desarticulado. Puertas de madera antigua dañada”, detalló Cora Debarbieri en A la tarde (América TV), donde compartieron las imágenes del lugar que fue alquilado amueblado por Leandro García Gómez.

Las imágenes del interior del lugar demuestran un gran destrozo en las instalaciones que podrían formar parte de las pruebas en la causa de violencia de género que inició la ex Bandana al realizar la denuncia correspondiente. Por su parte, Leandro García Gómez se presentó en el ciclo conducido por Karina Mazzoco e indicó que la relación con la cantante fue con “puro amor” y el noviazgo terminó por diferencias en el sentido de sus vidas, que tienen distintas prioridades debido a que él pone en primer lugar la relación con sus hijas, mientras ella su carrera.

“Ella es cantante, ama cantar y pasaba que venía después de la obra y cantaba o charlábamos y eso hacía que los vecinos se quejen”, explicó al ser consulado por los gritos que habrían escuchado los habitantes de los departamentos aledaños a donde vivía la pareja. Asimismo, negó que hubo violencia entre ellos, por lo que se quitó responsabilidades respecto de las imágenes publicadas por su exnovia y se mostró desentendido del motivo que llevó a la mujer a compartir ese contenido en las redes sociales.

“No vengo a hablar mal de Lourdes. Como un montón de parejas no nos pudimos encontrar. Un error mío quizás fue bloquear su contacto, pero no vengo a decir otra cosa, además de que es una persona maravillosa. Previo a cualquier tipo de acusación, es necesario que intervenga la Justicia”, indicó el hombre, quien además mencionó que la cantante se encuentra en tratamiento psiquiátrico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *