La víctima sufrió heridas en la zona del tórax y la evidencia del caso quedó capturado por las cámaras de seguridad. Prisión preventiva por dos meses.

A 48 horas de un intento de robo y apuñalamiento, el Ministerio Público Fiscal formuló cargos a un sujeto de 24 años, apodado “Chu”, por el delito de robo agravado por el uso de arma blanca en concurso real con homicidio criminis causae, en grado de tentativa y en calidad de autor. La Unidad Especializada de Robos y Hurtos I, que dirige Diego López Ávila, fue la encargada de realizar la acusación al imputado.

Durante la audiencia, el auxiliar de fiscal, Gabriel Veglia, describió las características del hecho, que sucedió el pasado domingo, y las lesiones que sufrió la víctima en la zona del corazón y bajo la axila izquierda, por lo que tuvo que ser hospitalizado. “Puede señalarse la violencia y el desprecio por la vida de la víctima al verse frustrado el desapoderamiento. Surge del video, como la víctima señala la posición de la cámara para que desista y al verse frustrado le asestó las puñaladas. Posteriormente, se fugó por lo que la víctima lo persigió un par de metros hasta que se dio cuenta que estaba herido siendo, asistido por su esposa quien lo llevó al hospital (Centro de Salud)”, añadió el representante del MPF, quien mencionó entre las evidencias el secuestro de la punta metálica (sin mango) y el análisis de las cámaras de seguridad de la vivienda que lograron captar la secuencia y la vestimenta utilizada por el agresor.

A continuación, el investigador solicitó la medida de coerción de máxima intensidad (prisión preventiva) por cuatro meses, fundamentada en el entorpecimiento (cercanía de los domicilios). “No fue cualquier zona a lesionar sino el tórax. La pena que se espera será de cumplimiento efectivo porque tenía una probation, que será revocada e incorporada al presente legajo”, detalló Veglia.

Entre las medidas que restan por producirse se destaca el informe antropométrico y del médico forense, entre otras. Finalmente, el juez actuante validó el pedido de la Fiscalía pero por el plazo de dos meses.

Los puntazos

El domingo 16 de abril del corriente, a las 09:30 horas, cuando la víctima se encontraba fuera de su domicilio en Isabel La Católica al 3.000, se acercó el imputado quien simuló una conversación y al grito de “Dame todo o te meto un puntazo”, esgrimiendo una punta metálica sin mango para que le entregue sus pertenencias. Para evitar este desenlace, el damnificado le dijo que estaba siendo filmado, sin embargo, el agresor le tiró dos puntazos, que le provocaron heridas en la zona del tórax (en el corazón y bajo la axila izquierda) por lo que tuvo que ser trasladado al hospital Centro de Salud.