«Lo hice básicamente por la situación del país», aseguró, remarcando que actuó solo y que aunque el arma estaba cargada «el tiro no salió».

En las últimas horas, el detenido por intentar asesinar a la vicepresidenta Cristina Kirchner, Fernando Sabag Montiel, envió una carta al fiscal Diego Luciani en el que admite su responsabilidad en el intento de magnicidio del pasado septiembre.

Pero además, el hombre brindó declaraciones telefónicas a C5N, donde dio algunos detalles del hecho que los tiene tras las rejas.

Para empezar, Sabag Montiel le escribió al fiscal una misiva donde admitió que su situación «es muy comprometida», al mismo tiempo que solicitaba ayuda denunciando que está «secuestrado por Cristina y la jueza María Eugenia Capuchetti».

«Me tienen secuestrado, no puedo salir por decisión de la vicepresidenta y la jueza María Eugenia Capuchetti», afirmó según contó Ariel Zak.

En el texto dejó un número teléfono del área en el que está detenido en el penal de Ezeiza, a donde se comunicaron desde el programa de Gustavo Sylvestre, por lo que más tarde, en diálogo con el periodista, Sabag Montiel aseguró que intentó matar a Cristina «por motus propio».

«Tengo pruebas que Brenda Uliarte no tuvo nada que ver. Lo hice básicamente por la situación del país», remarcó.

«Tenía cinco balas la pistola. El arma estaba cargada. Intenté matarla. Tiré el gatillo y no salió», recordó el hombre.

Además, Sabag Montiel reconoció que no se arrepiente del atentado contra la vicepresidenta, y dijo que «por los nervios» del momento, tiró el gatillo y «no salió el tiro».