La flamante ganadora es de Misiones y no ve a los pequeños desde hace dos años, ya que viven con su padre en el país europeo

Día tras día, varias personas ponen a juego sus conocimientos en la búsqueda de llevarse el premio que ofrece Los 8 escalones del millón (eltrece). Cada una de ellas tienen planes distintos en caso de hacerse con el cheque: algunas quieren remodelar su casa, otras saldar deudas o viajar. Sin embargo, en la emisión del jueves por la tarde, una participante conmovió a todos al contar qué haría con el dinero: recuperar a sus hijos que viven en Dinamarca y a quienes no ve desde hace dos años.

“Laura trabaja en la coordinación de los agentes sanitarios en el Ministerio de Salud de Posadas. Se anotó porque necesita el dinero para viajar a Dinamarca”, dijo Guido Kaczka al presentarla. Fue ahí cuando ella tomó la palabra y habló de su historia: “Hace dos años que estoy sin ver a mis hijos y el dinero, en parte, es para instalarme allá a tratar de llevar mi pelea desde el país donde están”.

Su relato sorprendió a todos y despertó la curiosidad de Carmen Barbieri que quiso saber un poco más al respecto. “Acá ya agoté todos mis recursos. Me queda por intentar instalarme allá”, explicó la mujer que vive en Posadas. Asimismo, dijo que los niños nacieron en el país europeo y residen allí con su padre: “Yo viví en Dinamarca muchos años. Tuvimos una mala separación, lo que llevó a que hoy estén sin comunicación conmigo”.

Sin embargo, Laura no pudo continuar su relato porque la emoción la invadió y los ojos se le llenaron de lágrimas. Desde su lugar, Barbieri intentó contenerla y darle palabras de aliento: “Es que los hijos son lo mejor que tenemos en la vida. Está bien que luches desde acá, desde donde sea y que viajes también, pero siempre seguir luchando por ellos”.

Un poco más recuperada y tras tomar un sorbo de agua, la participante encontró su voz y contó que los pequeños tienen siete y ocho años y que se llaman Luciana y Noah. Con una foto entre las manos, a la que sujetaba con fuerza, pudo responder correctamente la cantidad de preguntas necesarias para subir los escalones y llegar a la final por el ansiado millón de pesos.

Allí se midió codo a codo con una concursante llamada Florencia, hasta que finalmente llegaron a la pregunta que definiría todo: “¿Cuál de estas opciones representa un fenómeno meteorológico con características diferentes al resto?”. Las posibles respuestas eran: a) Huracán, b) tifón, c) ciclón y d) sudestada.

Ambas se inclinaron por opciones diferentes y el encargado de decir en voz alta quién de las dos acertó fue el invitado de la jornada, Diego Angeli.

Tras varios segundos de incertidumbre, el meteorólogo anunció que la respuesta correcta era la D, precisamente la que eligió Laura, quien en medio de una lluvia de papelitos dorados no pudo evitar quebrarse y derramar lágrimas de emoción.

“Laura, 32 años, de Misiones, Posadas. Allí vive la ganadora del premio mayor”, sostuvo Guido, para recordar la historia de la participante. Conmovida con lo que pasaba delante de ella, Carmen le remarcó: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.

En medio del llanto, Laura aseguró: “No puedo hablar”. Sin embargo, el conductor tuvo que hacerle la pregunta que más de uno quiere escuchar: “Tenés el millón que no te lo saca nadie. ¿Qué vas a hacer? ¿Volves?”. Rápidamente, ella asintió con la cabeza y confirmó que probará suerte para acumular los tres millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *