Los participantes dieron rienda suelta a la pasión en la casa, tras haberse dado un beso hace unos días

En la casa de Gran Hermano 2022, los participantes conviven las 24 horas y tienen peleas, pero también hay espacio para el amor. Esta semana, Thiago Medina ganó la prueba semanal y para coronar esta victoria le dio un beso apasionado a Daniela Celis frente a todos sus compañeros.

Luego de este primer paso, los jóvenes siguieron con los coqueteos y los mimos. Finalmente, ambos dieron rienda suelta a sus sentimientos y tuvieron relaciones sexuales por primera vez. Además, cumplieron con dar su consentimiento frente a las cámaras, como lo exige el reglamento de la casa.

“El líder y la primera dama han consumado. Habemus amor…”, dijo el conductor Santiago del Moro antes de mostrar una compilación de la historia romántica entre Thiago y Daniela. “Estamos los dos re calientes”, había admitido la joven, con total sinceridad.

Además, Medina tuvo que escoger entre sus compañeros en la placa de nominados y salvar a uno de ellos de la gala de eliminación que se realizará el próximo domingo. En este sentido, debía escoger entre María Laura, Romina, Nacho, Juliana y Agustín.

Primero dijo que no iba a salvar a Cata, porque era “con la que menos afinidad” tenía. Al segundo que dejó en placa fue a Nacho. “No tengo motivos, tengo buena relación con él y somos muy parecidos. Pero hay gente con la que tengo más afinidad”, sostuvo. En tercer lugar decidió no salvar a Juliana. “Me llevo muy bien con ella y me gustaría que se quede. Pero hay dos personas con las que tengo más afinidad que con ella”, agregó.

“Thiago se hizo querer un montón, pegué muy buena relación con el”, explicó Romina antes de que el jugador anuncie al salvado de la semana. “Es muy especial lo que tengo con él. Realmente lo quiero muchísimo”, agregó, aclarando que no quería presionar al joven. Luego, Medina decidió salvar a Romina de la próxima gala de eliminación.

Para lograr este beneficio, el participante tuvo que enfrentarse al restos de sus compañeros en un juego que conllevó toda su concentración física y mental. Luego de superar la primera etapa, debió superar a Maxi y el Conejo en una segunda ronda llena de tensión.

La prueba consistía en que los participantes intentasen embocar una pelota dentro de uno de los hoyos del “arco”, simulando que estaban realizando un gol. Si bien parecía ser pan comido, lo cierto es que los integrantes de la casa más famosa del país necesitaban de toda su destreza para manejar las sogas que ayudaban a levantar la esfera hacia el agujero correcto en determinado tiempo.

En tan solo cinco minutos, los participantes de Gran Hermano debían meter la mayor cantidad de “goles” para pasar a la ronda final. Si bien la competencia fue bastante dura, en poco tiempo quedó el Conejo y Thiago como los últimos integrantes compitiendo con siete puntos.

Luego de empatar en cantidad de goles, Medina se llevó el título de ganador gracias a su capacidad de embocar un gol en tan solo 15 segundos. De esta forma, el joven logró ganarse la inmunidad de las semana y la posibilidad de salvar a uno de sus compañeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *