En el último programa de 2022, el conductor cerró la emisión con el recuerdo del momento en que le propusieron reemplazar al histórico conductor, se refirió a las críticas y a lo que significó para él

En la última emisión de La Peña de Morfi (Telefe) de 2022, Jey Mammon dijo unas emocionantes palabras para cerrar el programa. En su alocución, el conductor recordó cómo tomó la decisión de reemplazar a Gerardo Rozín tras su fallecimiento. Además, tuvo elogios y palabras de agradecimiento con todos los que forman parte del programa y también con la audiencia.

A pesar de la muerte del conductor e impulsor de la idea, el ciclo se mantuvo activo y logró salir a flote con la llegada del humorista que venía de brillar en las noches de América TV y decidió hacerse cargo del aire. Después de un año con mucho éxito en Los Mammones, programa que mezclaba entrevistas y música, fue citado para asumir este desafío.

En Navidad y durante la última emisión del año, el conductor no ocultó su emoción. Además de definir al equipo como “inmenso”, agradeció a quienes le dieron el lugar y ahondó en el trabajo que hay detrás de cámara para poder realizar el programa semanal: “No saben lo que se trabaja para que este programa esté al aire. Es impresionante”.

“Voy a ser un poco egoísta con los programas que tienen música en vivo. Este es el programa de la música en vivo”, expresó de forma contundente con respecto a la calidad de La Peña de Morfi. En esa misma línea, destacó la figura de Rozín: “Sentía un amor y un orgullo de un tipo que es Gerardo Rozín, que puso en marcha este programa”. Por otra parte, remarcó el agradecimiento de todos los músicos que forman parte de las distintas emisiones por el espacio para mostrarse y el ambiente que se vive dentro del programa.

Con respecto a su llegada a La Peña, Jey recordó que originalmente llegó al canal para realizar un ciclo que se estrenará en 2023. Sin embargo, las circunstancias precipitaron su debut en la pantalla del canal y lo llevaron a asumir el desafío de reemplazar a Rozín. Sobre esto, el conductor confesó que no se tomó un tiempo para pensar en su decisión: “No lo pensé. Capaz que si lo hubiese pensado no estaría acá con esta copa en la mano”.

“No lo analicé porque no saben lo difícil que hubiese sido y que es atravesar esto. No quise leer los comentarios de ese día ni escuchar lo que dijeron, ni bueno ni malo. No me interesaba ni me interesa”, agregó sobre las críticas por su elección y desempeño y todo lo que significaba esta oportunidad.

Más allá de lo que requiere, el actor también manifestó que disfruta formar parte de La Peña: “Es muy difícil, pero no saben lo hermoso que es hacer este programa”. “Si el anteaño pasado me hubiesen dicho ‘che, ¿te venís a Telefe para hacer La Peña de Morfi?’, probablemente el destino no hubiese sido este; pero que bueno que estoy acá. Estoy tan feliz”, aseguró.

Por último, confirmó al aire la continuidad del ciclo durante el 2023 y recordó al fallecido periodista: “Brindo por la memoria de Gerardo Rozín, brindo por este programa y brindo por ustedes que están del otro lado e hicieron que la llama de este programa esté encendida más que nunca y por eso estamos en condiciones de decirles que nos reencontramos el año que viene”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *