La participante había reingresado al reality por votación de sus compañeros, pero fue sancionada por contar lo que sucedía afuera de la casa

“Estoy bien, un poquito angustiada pero bien”, le dijo Juliana Díaz a Santiago del Moro en el Debate de Gran Hermano 2022. A menos de diez días de haber reingresado al reality de Telefe por votación de sus excompañeros, la participante fue expulsada en la gala del lunes por dar información de lo que pasaba afuera de la casa. Y su salida fue tan shockeante para ella como para su novio, Maximiliano Giudici, quien enseguida anunció su decisión de abandonar el certamen. “Poquitos días me duró”, reconoció la joven auto apodada Tini.

Después de mostrarle las repercusiones que había generado entre los hermanitos su abrupta salida, en la que ni siquiera le permitieron llevarse la valija con sus pertenencias, Juliana hizo su descargo. “Me hubiese parecido lo correcto que hubiera una previa sanción de la cual nunca me enteré”, comenzó diciendo la joven, que no había sido notificada de la decisión que la producción había anunciado el jueves pasado de no permitirle participar de la prueba del líder, no dejarla nominar y mandarla directamente a placa.

“No me lo informaron, me hubiese parecido lo más justo una primera sanción y no la expulsión directa. Me pareció muy fuerte la forma en que me sacaron de la casa. Muy repentino. Y sin ni siquiera dejarme agarrar las cosas y demás. Me pareció poco cuidado, fue muy fuerte para mí que de un momento para el otro me saquen y de esa manera”, señaló Juliana.

Y después se refirió al cordobés, con quien mantuvo una relación sentimental desde que comenzó el programa y que lloró desconsoladamente tras su expulsión. “Me parte el alma ver cómo quedó Maxi de afectado, nuevamente, por mi salida. Ojalá que no se vaya, que piense las cosas un poco más en frío. Me siento por ahí un poco responsable de eso y me angustia mucho”, dijo.

La hermanita dejó en claro que no la ponía mal quedar afuera de concurso, a pesar de que las formas no habían sido las esperadas por ella. “No me molesta estar afuera. Ya lo dije una vez: yo ya gané. Me eligieron entre un montón de gente, entré a la casa más famosa del país, jugué, me divertí, me enamoré…Salí y tuve la oportunidad de volver a entrar. Eso me pareció increíble. Y duró lo que duró, pero soy una agradecida de haber tenido la oportunidad de estar en el programa”, destacó.

Lo cierto es que, para explicar la decisión de Gran Hermano, del Moro le mostró un compilado de todas las veces que había sido advertida por dar información del afuera. Sin embargo, luego del ver el tape, Juliana aseguró: “El tema de hablar mucho sobre lo que había visto afuera, por Pluto y demás, yo sentía que no fueron comentarios de gran importancia. Creía que no podían causarle algo a ningún participante, como el decirle si estaba más gorda o más flaca. O contar si escuché que si entraba la suplente esto o aquello…”.

Sin embargo, el conductor insistió, recordándole que había dicho que si entraba Daniela Cellis dudaba que volviera a estar con Thiago Medina. “Ahí me la mandé, claramente. No me voy a justificar porque me fui de boca. Y no debe haber sido el único comentario, también hubo otro que me veo y digo: ‘¡Ay Dios mío!’. Pero fueron todos comentarios de las cosas que yo había estado viendo todo este tiempo, no fue adrede. Y, de hecho, sentía que eran irrelevantes”, remarcó Juliana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *