La funcionaria detalló que esa cartera se presentó como querellante en la causa en la que se investigan extorsiones a beneficiarios.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dijo que recibieron 500 llamadas más de denuncias sobre irregularidades en la distribución de planes sociales. Ayer, el ministerio se presentó querellante en la causa en la que inhibieron los bienes de 28 piqueteros. Además, la ministra reveló cuál era el presunto rol del dirigente Jeremías Cantero, segundo de Eduardo Belliboni, en el Polo Obrero.

La ministra tildó de “verdugo” y “capataz” al referirse a Cantero, en relación a la causa que investiga extorsiones de dirigentes sociales a beneficiarios de planes sociales. “En general lo que la gente conoce es lo que llamaría un ‘capataz’, el que maneja los planes en su barrio, es el contacto directo, el que dice: ‘Dame la plata, tenés que venir tal día a depositar, si no venís tal día y te atrasás vas a tener intereses, o se te va a descontar el mes que viene’, es el ‘verdugo’ de estas personas”, detalló.

Los intermediarios

La ministra dijo que en la mayoría de los casos las personas que llaman a la línea 134, para denuncias de amenazas por parte de los dirigentes piqueteros, se refieren quienes “llevan adelante acciones directas, los intermedios, los que están recogiendo en una determinada zona”.

En relación a los dirigentes piqueteros investigados en la causa a cargo del juez federal, Sebastián Casanello, la funcionaria brindó detalles. “En muchos casos nos cuentan que estas personas cambiaron de auto, de casa, o que tienen cinco camionetas. A Cantero le secuestraron más de $75.000, U$S2591, 135 recibos de pagos del Polo Obrero y otros elementos incriminatorios», afirmó.

“Ayer el ministerio de Seguridad se presentó como querellante para que esto no quede impune y para que otras causas, que son más masivas, avancen en la misma dirección. Ayer, de manera espontánea, tuvimos más de 500 llamadas de personas que quieren denunciar. Dicen que los están apretando en Florencia Varela, en Berazategui, tomamos los casos que tienen datos bancarios, precisiones. La gente está perdiendo el miedo. Se ha dado cuenta que ha sido victimizada por estas organizaciones”, remarcó Bullrich.