La actriz y cantante reveló en su paso por PH el momento más aterrador que vivió y confesó que como consecuencia tuvo ataques de pánico

Con mucha gracia pero también con el recuerdo del miedo que sintió en ese momento y que le provocó incluso su “primer ataque de pánico”, Ángela Torres recordó en PH, Podemos hablar, el temporal que se desató cuando estuvo de vacaciones en Menorca y cómo ese fenómeno natural casi le cuesta la vida.

La cantante y actriz decidió compartir su historia cuando Andy Kusnetzoff pidió que avanzaran al punto de encuentro “los que vivieron la muerte de cerca”. A su turno, aclaró que lo que le pasó “es un poco cómico” y arrancó entre risas con el relato. “Me río, pero en el momento fue terrible”, aclaró aún tentada.

Torres contó que hace poco estuvo en un descampado en la isla de Menorca, en España. Luego de describir el lugar, al que recordó como puro precipicio, mar y sin árboles, contó que estaba con su amigo Santi Linari caminando en el medio de la nada en un día de tremendo sol cuando de pronto se dio vuelta y vio todo negro.

“Vi como una nube negra enorme que venía de atrás. Dijimos ´hay que volver´. Empezó a haber viento y estábamos en el medio de la nada”, repasó Ángela y explicó que decidieron regresar con lo poco que tenían, una pequeña mochila y lo puesto, por un camino que no les permitía más que seguir adelante: de un lado la montaña y del otro el precipicio.

“De repente empezaron a caer piedras de este tamaño, realmente te lo juro por mis padres”, señaló y marcó con las manos un círculo del tamaño de una naranja. “Eran las piedras más grandes de hielo que vi, caían y no se rompían. Lo miró a mi amigo y le digo ´Amigo, ¡cuerpo a tierra!´, y nos tiramos tipo cuerpo a tierra y juntos nos tapamos con una mochilita la cabeza”, recordó.

“Terminamos todos amoratados, lastimadísimos. Solo nos pudimos tapar la cabeza y no había un árbol. Literalmente lo que pensaba era ´che, nunca más voy a ver más a mis amigos´. Pensé que nos moríamos los dos. No teníamos cómo taparnos, teníamos una mochila que no tenía nada adentro”, repasó, y contó que entre llantos decidieron salir corriendo cuando las piedras comenzaron a ceder en tamaño, ella con un libro en la cabeza y él con el bolso de ella.

Luego de recordar que se puso al frente de la situación y que su amigo estaba muerto de miedo, Ángela explicó que corrieron hasta que lograron ver una camioneta en la playa, que bajó corriendo por las montañas sintiendo cómo se lastimaba y que llegó hasta el vehículo gritando. “Salvame la vida”, decía. “Tipo peli de terror, ´ayuda por favor´”, repasó.

“La camioneta avanza, no nos sube, la corro tipo ´por favor ayuda´, ya llorando. Nos abren, entramos y ese señor nos salvó la vida”, completó, y reconoció que en ese momento sufrió un ataque de pánico. “Mi primer ataque de pánico en mi vida. Sentí que me moría porque estuve muy cerca. Podría haber salido muy mal. Después fue la anécdota de nuestra vida para siempre, pero en el momento fue duro”.

Para cerrar la historia, el conductor quiso saber el título del libro que terminó salvando la vida de la cantante. “Era un libro de Murakami. El pájaro que da cuerda al mundo”, compartió, y puso así fin, con una referencia literaria, al momento de su vida en el que se enfrentó con la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *