Este martes comenzó la segunda jornada del juicio que acusa a los ocho rugbiers por el asesinato de Fernando Báez Sosa, ocurrido en 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

El Tribunal en los Criminal N°1 de Dolores finalizó la primera audiencia con las declaraciones de Graciela y Silvino, los padres de la víctima. En esta oportunidad testificaron los amigos de Fernando y el suegro.

La defensa de los acusados pidió la nulidad del juicio pero fue denegada. La querella, por su parte, solicitó prisión perpetua para los rugbiers.

Besuzzo apuntó contra Enzo Comelli: «Él le dio la trompada inicial que lo dejó en el suelo».

Además, señaló a Thomsen como el que le dio patadas, «al menos 3 le dio en la mandíbula». «La sensacion del momento es que el ataque fue hacia Fernando y que cuando quisimos impedirlo, pidiendoles que pararan, nos sacaron».

También remarcó que cree que quien empezó con los gritos dentro del boliche fue Luciano Pertossi.

El abogado de la familia de Báez Sosa remarcó que «fue muy contundente» como Filardi representó la agresión a Fernando. «Él recuerda ciertas partes cuando se le exhiben los videos, se ve mucha más gente de las que él describe. Escuchó mucha agreisón, el ruido era de un malón», detalló.

Además, remarcó que atacaron a Fernando «por sorpresa» y manifestó que no considera que los padres de la víctima puedan continuar en la sala: «Nos les hace bien, están con los ojitos mirando al piso».

«Lucas describe y representa las patadas, el pisotón y los golpes de puño. Señala a los Pertossi y a Thomsen. Había un cerco humano infranqueable», señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *