Este lunes se realiza la primera audiencia. Se esperan declaraciones de los padres del joven asesinado

Este lunes a las 9 de la mañana arrancó el juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven que fue asesinado a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell. En las últimas horas, las calles aledañas a la Unidad Penal 6 de Dolores fueron valladas por completo. Esto se debe a que allí permanecerán alojados los ocho rugbiers acusados durante todo el tiempo que dure el juicio.

El Servicio Penitenciario Bonaerense realizó cuidadosas inspecciones en las celdas donde estarán los imputados. Asimismo, se diagramó un circuito para el traslado diario desde la cárcel hasta el Palacio de Tribunales y durante todas las jornadas contarán con el apoyo de un gran número de efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Los rugbiers ingresaron a la sala a las 10 AM, rodeados por trece efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense que les quitaron las esposas. Todos ellos llevan barbijos. Los guardias forman una suerte de pared humana alrededor de los acusados, lo que vuelve imposible a los periodistas poder verlos de forma completa.
Poco después de su ingreso tomaron sus asientos los jueces del tribunal, María Claudia Castro, Christian Rabaia y Emiliano Lázzari.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *