Los ochos rugbiers acusados de este brutal asesinato empiezan a ser juzgados desde este lunes. Los detalles de la causa.

Este lunes dará inicio el juicio contra los ocho jóvenes rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa, a la salida de un boliche en Villa Gesell en enero de 2020.

Este juicio oral se abrirá en el marco de un proceso judicial que tendrá en medio del desarrollo un nuevo aniversario del brutal asesinato que quedó registrado en varias filmaciones.

Máximo Pablo Thomsen; Ciro Pertossi; Enzo Comelli; Matías Franco Benicelli; Blas Cinalli; Ayrton Michael Viollaz; Lucas Fidel Pertossi y Luciano Pertossi,son los acusados que tiene la causa y quienes se encuentran detenidos.

Para la Justicia, todos ellos «acordaron» darle muerte a Báez Sosa en esa brutal golpiza que le propinaron frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell por lo que la condena podría ser de prisión perpetua.

Antes de la agesión, el grupo de rugbiers y Fernando habían tenido un altercado dentro del local bailable, por lo que intervino la seguridad del lugar y echó a los dos grupos, por separado: sin embargo, los primeros fueron en búsqueda de la víctima una vez que ambos estaban en la puerta del boliche.

La imputación sostiene que Thomsen, Pertossi, Comelli, Benicelli y Cinalli «abordan por detrás a Fernando Báez, aprovechándose de que el mismo estaba de espaldas e indefenso, y de ésta manera actuando sobre seguro, en virtud de la superioridad numérica y física, lo rodean, se abalanzan sobre él y comienzan a propinarle golpes de puño en su rostro y cuerpo» hasta que cae inconsciente y pierde la vida.

En tanto, los otros tres, Villaz y Lucas y Luciano Pertossi «previo acuerdo y distribución de tareas con los otros sujetos activos, también participaron premeditadamente de la agresión con el fin de dar muerte a la víctima, posibilitando fundamentalmente la comisión del hecho, ya que rodearon tanto a Fernando Báez Sosa como a los amigos que estaban junto a él, impidiendo de ésa forma que éste pudiese defenderse por sí solo e incluso recibir defensa por parte de sus amigos y/o terceros».

Todas las acciones de los acusados quedaron grabadas en video de testigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *