Este lunes se está llevando a cabo la sexta audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado a golpes en enero de 2020 a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

Brindarán su testimonio ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores el forense que realizó la autopsia al cuerpo de la víctima, peritos de rastro, químicos, médicos y funcionarios públicos. Algunos de ellos ya dieron su palabra.

El veredicto a los ocho rugbiers acusados se conocería el 31 de enero, luego de las 22 audiencias previstas.

Javier Pablo Laborde, secretario del Ministerio Público Fiscal, declaró que en 2020 estaba en la ayudantía de estupefacientes y explicó fue convocado para trabajar con la instructora del caso, Verónica Zamboni.

Este testigo fue quien hizo análisis de los celulares y de algunos videos. En este sentido, contó que individualizó a los acusados por sus ropas e hizo un comentario que hasta le llamó la atención al abogado defensor de los rugbiers.

Laborde dio a entender que Máximo Thomsen, a quien reconoce “por la totalidad de ropa, no por el rostro”, se sacudía cuando lo sacaron por la cocina del boliche porque “le faltaba el aire”, en referencia a la maniobra que le practicó el patovica para echarlo del local bailable.

Derrame cerebral masivo

Carolina Giribaldi Larrosa, la doctora de la ambulancia que atendió a la víctima, habló a la salida de los Tribulanes de Dolores cómo fue la muerte del joven de 18 años. «Falleció por un derrame cerebral masivo», afirmó ante los medios.

En ese contexto, se pudo ver con precisión como durante la declaración de Diego Duarte, el médico forense que realizó la autopsia al cuerpo de Fernando Báez Sosa, se mostraron imágenes de dicho procedimiento.

Los ocho acusados, sin embargo, evitaron mirarlas: algunos posaron la vista en el piso, otros observaban levemente a su abogado, Hugo Tomei, cuando se paraba a marcar algo, pero sin duda, y como estrategia de la defensa, evitaban mirar la pantalla.

La declaración del forense que le realizó la autopsia a Fernando Báez Sosa

Diego Duarte, el médico forense que le realizó la autopsia al cuerpo de Fernando Báez Sosa, detalló cuál fue la causa de la muerte del joven estudiante y aclaró que las lesiones que tenía “eran incompatibles con la vida”.

“El paciente murió por un traumatismo grave de cráneo por múltiples golpes debido a las patadas”, explicó y añadió que muchos de ellos fueron en el sistema nervioso central.

Además, agregó que se trataron de “traumatismos multicausales, lesiones de varios órganos” y precisó que en la cara tenía marcas “compatibles con una figura impresa por una zapatilla”.

También explicó que durante la audiencia mostró imágenes que él mismo tomó con su celular. “Nunca vi algo igual”, manifestó.

“El cerebro sufre un daño importante que hace que deje de funcionar. Para tener un traumatismo de cráneo así sí tienen que ser muy fuertes los golpes”, detalló. Al ser consultado sobre cómo vivió la situación como padre, se quebró sin poder seguir declarando frente a la prensa.