En la quinta jornada del proceso penal por el asesinato de Fernando Báez Sosa, declaró un policía que estuvo presente durante el allanamiento en la casa que alquilaban los rugbiers imputados en el caso.

Mariano Rolando Vivas, uno de los policías que participó del allanamiento en la vivienda que alquilaron los rugbiers en enero de 2020 en Villa Gesell, declaró y reconoció que Máximo Thomsen fue quien culpó falsamente a Pablo Ventura de matar a Fernando Báez Sosa.

“Thomsen manifestó que era de Pablo Ventura”, declaró el efectivo dentro del tribunal en lo Criminal Nº 1 de Dolores, en relación a la zapatilla manchada con sangre de la víctima que se encontró durante el proceso realizado en la casa donde vacacionaban los imputados.

Luego de su declaración y ante la espera de los medios, Vivas no quiso brindar mayores detalles sobre su testimonio y la acusación contra Thomsen. “Ellos estaban durmiendo, se sorprendieron de que la policía esté ahí”, contó a el testigo a la prensa. Y agregó: “Estaban tranquilos, se mantuvieron todo el tiempo tranquilos”.

Quién es Pablo Ventura, el falso acusado por la muerte de Fernando Báez Sosa

Pablo Ventura estuvo tres días detenido como consecuencia de la falsa acusación por ser el presunto dueño de las zapatillas manchadas con sangre de Fernando Báez Sosa. El joven y su familia, damandaron al Poder Judicial y al Ministerio Público Fiscal de la provincia de Buenos Aires por una suma de $10 millones.

“Hicieron un acto de cobardía total. Nombrar un inocente, querer involucrarlo. Pero no digo solo los ocho que llegaron a juicio: digo los diez. Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi (los jóvenes sobreseídos del caso) estuvieron en el allanamiento cuando fueron detenidos y escucharon quién lo nombro y no dijeron nada: son unos cobardes”, dijo el papá del joven de 24 años este miércoles tras declarar.

Fuente: RadioMitre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *