Los jugadores, el cuerpo técnico y las máximas autoridades de la AFA definieron a contrareloj un nuevo cambio en el recorrido de la caravana para festejar la obtención de la tercera Copa Mundial de Fútbol.

Los jugadores de la Selección Argentina, el cuerpo técnico y las máximas autoridades de la AFA definieron a contrareloj un nuevo cambio en el recorrido de la caravana para festejar la obtención de la tercera Copa Mundial de Fútbol. No pasarán por el Obelisco ni visitarán la Casa Rosada.

Según pudo saber Ámbito, para no suspender la caravana terrestre saldrán este mediodía por Autopista Ricchieri, toman la Avenida General Paz, bajan por Lugones (pasarán frente a la cancha de River Plate), toman la Autopista Illia, luego el Paseo del Bajo y retoman por Autopista 25 de Mayo y frenan en el cruce de 9 de Julio y San Juan para saludar a las miles de personas que se acercaron al Obelisco. Luego, continuarán de regreso al predio de AFA en Ezeiza por Dellepiane y luego otra vez Richieri. Los escoltarán 2.500 motos de la policía.

Los jugadores son quienes casi exclusivamente estuvieron al mando de las decisiones y evaluaron un cambio de recorrido de la celebración. Por seguridad, descartaron pasar con un micro descapotado por el Obelisco, ya que los futbolistas creen que no están garantizadas las condiciones de seguridad. Se quejaron, por lo bajo, de la falta de un vallado porteño que separe a la multitud del vehículo que los trasladará, y que estarían muchas horas abordo.

La advertencia por la falta de seguridad se la dio personalmente el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, al presidente de la AFA, Chiqui Tapia, en una reunión en Ezeiza. De las reuniones también participó el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, y su par de la ciudad, Marcelo D’Alessandro.

Una de las opciones que se analizaron -y pidieron averiguar- fue llegar en helicópteros. El plan de vuelo era salir del predio de AFA en Ezeiza en al menos 8 naves y aterrrizar en el helipuerto de la Casa Rosada. Allí, serían recibidos y saldrían con la Copa del Mundo al legendario balcón. Esta opción era la más segura.

Pero para conseguir tantos helicópteros -y no tener que hacer muchos vuelos de ida y vuelta- la autoridades de la AFA y los funcionarios se encontraron con un problema. Estaban a disposición las naves al servicio de algunos ministros y de un gobernador, y otras de las Fuerzas Armadas. Sin embargo, la logística y la falta de tiempo impidió esta alternativa.

La decisión que finalmente se tomó fue cambiar el recorrido original, que era partir por la Autopista Ricchieri, tomar la Avenida General Paz, continuar por Lugones hasta llegar a 9 de Julio y, de ahí, seguir viaje hacia el Obelisco. El regreso a Ezeiza estaba pensado por la autopista 25 de Mayo, luego por Dellepiane, y la Ricchieri. Esta idea finalmente se modificó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *