Desde Brasil se informó que al cadáver se le realizó una tanatopraxia el día previo al velorio. Los detalles de su último adiós.

Este lunes dio inicio el último adiós a Pelé, con un velatorio abierto al público en el Estadio Villa Belmeiro del Santos, donde ya reposan los restos del astro del fútbol brasileño. Sin embargo, uno de los detalles que más llamó la atención fue la decisión de que todo transcurra con su féretro abierto.

Medios brasileños informaron que para poder preservar de la mejor manera posible el cuerpo de Edson Arantes do Nascimento, el mismo se embalsamó un día antes por medio de una tanatopraxia, un procedimiento que prepara el cadáver con el fin de asegurar una mejor apariencia a lo largo del velorio.

La preparación se llevó a cabo en una sala climatizada del Hospital Albert Einstein, mismo lugar donde el campeón de tres Copas del Mundo falleció a sus 82 años de edad.

Los eventos iniciaron recién este lunes, debido al acto de asunción del nuevo presidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, este 1 de enero, lo que generó grandes movilizaciones en todo el vecino país.

El cuerpo de Pelé fue trasladado desde la clínica al recinto deportivo durante la madrugada por la carretera y contó con escolta de policías antidisturbios. Una vez que se cumplan las 24 horas establecidas para despedir al ídolo popular, arrancará la caravana hasta el Memorial Necrópole Ecumenica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *