En la basílica de San Pedro, el velatorio permanecerá abierto al público hasta el próximo jueves, cuando el papa Francisco presida el funeral.

En la basílica de San Pedro se abrió este lunes la capilla ardiente con la que se despiden los restos del papa emérito Benedicto XVI, cuyo cuerpo reposa en el lugar.

Desde el Vaticano informaron que la basílica permanecerá abierta durante diez horas este lunes, pero este plazo aumentará el martes y el miércoles, pues los fieles podrán pasar ante el cuerpo del papa difunto desde las 7.00 hasta las 19.00 horas (hora local).

En tanto, el próximo jueves a las 9.30 su sucesor, Francisco, presidirá el funeral en la plaza de San Pedro, ante la presencia de fieles, delegaciones oficiales de Italia y del país natal de Ratzinger, Alemania, así como de otras autoridades que se espera sean convocadas.

El papa emétito, murió el sábado a los 95 años y dirigió la Iglesia Católica durante ocho años antes de convertirse en el primer papa en seis siglos en dimitir en 2013. Tras el funeral, sus restos serán sepultados en las tumbas debajo de la basílica de San Pedro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *